Tapio y Mielikki

Mielikki y Tapio son dioses, o espíritus, del la caza y de los bosques. Ella también se dice que fue la creadora del oso (el rey del bosque). Los dos estaban casados y forman parte de la mitología finlandesa.

A Tapio se le describe como un ser alto y esbelto cubierto por una capa de musgo que lleva una tabla de madera. Los cazadores le rezaban antes de ir a la cacería.

A Mielikki la veneraban todas las personas que formaban parte o que disfrutaban del bosque, desde los cazadores a los recolectores.

A Mielikki se la conoce también como “la madre del bosque rico en miel” o “la señora del valle y del bosque”. Los cazadores la describían como preciosa, de piel clara y cubierta de joyas y benigna cuando habían tenido suerte en la caza, pero en otro caso la describían con un aspecto desagradable y vestida con ropas harapientas.

Ella era una gran sanadora, curaba las heridas de los animales y también a aquellos que sabían como pedirle ayuda.

Tapio da nombre a “Tapiola”, un centro urbano de Espoo que está a las afueras de Helsinki.

Los dos forman parte de diferentes leyendas y relatos como el poema Kalevala (epopeya finlandesa compilada por Elias Lönnrot en el siglo XIX) y el poema sinfónico titulado “Tapiola” (1926) de Jean Sibelius (compositor finlandés).

Han sido inspiración para muchos artistas finlandeses como el grupo Nightwish, que les dedicaron dos canciones a los dos.

2 Requisitos

¡Últimos ejemplares! Agenda herbal de 2024