El camino del herbalista

Ilustración del Camino del herbalista por Azahar Giner.

Uno de mis poemas preferidos de Antonio Machado, que para mí, captura la esencia de la vida y del camino que todo ser humano está recorriendo, es el conocido “Caminante, no hay camino”.

Recuerdo cuando solía coger el libro de poemas de Antonio Machado de mi madre. Para mí, era una especie de magia, un libro viejo que todavía guardaba pétalos de rosas y plantas prensadas que mi madre había conservado desde su juventud. Ahora que lo pienso, quizás comencé este camino muy pequeña…

Cuando empezábamos a hacer el curso de fitoterapia, mi pareja y yo nos sentamos para pensar cómo podíamos resumir con pocas palabras la experiencia de hacer este curso, el resumen de una sensación vital. No conseguíamos dar con una idea que nos gustara.

La idea no salía y nos estábamos frustrando en el intento.

Me senté, medité, pensé en mi vida, en sus lugares oscuros y en sus momentos más claros. ¿Qué me había acompañado durante todos estos años? ¿Cuál era el centro alrededor del cual giraban todos los acontecimientos que forjaban mi personalidad?

Dejé mi mente vagar sin dirección.

Recordé las palabras de Machado e imaginé una parada en ese camino. Me agaché y acaricié con suavidad las verdes hojas de la hierba; una planta que no conocía. Una flor sin nombre en el camino que compartía su belleza conmigo. Al alzar la vista, vi mi camino rodeado de flores, plantas, hierbas y árboles. Un camino que ascendía por una ladera hasta perderse de vista en tierras desconocidas.

El camino del herbalista 🌱.

Virgi de espaldas mirando la puesta de sol

¿Pero, qué es el camino del herbalista?

El camino del herbalista es aprender sobre los usos tradicionales de las plantas y sus propiedades medicinales. Es identificar las plantas medicinales, recolectarlas cuando están en su punto álgido de propiedades medicinales, prepararlas correctamente, hacer un montón de recetas con ellas, saber cuál es la mejor receta para cada situación y aprender de ellas todos los días.

El camino del herbalista, es mucho más que un curso, un taller o un estudio. Es una vida de aprendizaje, de pruebas y errores, caminatas, lecturas, recolecciones… y sabiduría adquirida con el paso del tiempo. También es un cambio filosófico en tu forma de vida. Es tratar con respeto al medio ambiente, conocerse a uno mismo y ser consciente de tu salud para poder resolver con las plantas los males que puedan aquejarte. Y, además, disfrutar del proceso 😉.

Como cualquier camino filosófico a veces nos paramos, a veces retrocedemos, a veces avanzamos lentamente, otras veces lloramos sobre el final del camino de algún compañero de viaje… Lo importante de este camino, como bien sabía Machado, es la brújula que nos guía desde nuestro interior.

¡YA ESTÁ ABIERTO EL CURSO DE FITOTERAPIA!

Date prisa las plazas son limitadas

VER CURSO DE FITOTERAPIA

10 comentarios en “El camino del herbalista”

  1. Tus palabras son un reflejo de la situación que vivo en estos momentos,mi camino a comenzado un poco tarde , pero cada vez que te veo en un vídeo explicando con el amor y pasión que lo haces me digo a mí misma que no es tan tarde para hacer lo que te gusta,la pena a sido no haberte conocido antes . Gracias por poner sentido al día .

  2. Muy bonito lo que haz escrito, me siento identificada…
    Creo que todos tenemos nuestro propio camino que recorrer, es parte del proceso del encontrarse a uno mismo, del aprender, del crecer…
    Gracias,.. Un fuerte abrazo…

  3. Cautivan y contagian, tus expresiones, querida Virginia!!! Entrelazan cálidas descripciones con reflexiones profundas y, muy oportunas! Vamos, que el camino herbalista, nos convoca!!!

  4. Ona Hernández Castaño

    Hermosas palabras Virginia. La poesia de Machado esta llena de fuerza, emoción y vida. Que bonito compartir el tuyo, muy sabia y natural! Sí, para mi las plantas, flores, arboles y arbustos son seres de valiosa riqueza, son vida y aprender de ellos es muy emocionante e infinito camino. Disfrutemos de la senda!!

  5. Algún día, en el trecho de camino que me quedé por recorrer, encontraré mi espacio… allí donde pueda recrear y desarrollar todo lo que siento…mientras tanto, seguiremos caminando, que en algún lugar estará mi destino 🌿

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Digital  

para Amantes

de las Plantas