Bálsamo sanador de corteza de saúco

Hace unas semanas os compartí un artículo y un vídeo donde os hablaba del saúco y de su corteza. Pues bien, aquí os traigo una receta maravillosa que os dejará fascinados.

Este bálsamo tiene dos oleatos muy raros y especiales, el oleato de corteza de saúco y el oleato de yemas de chopo. Y digo que son especiales, porque como ya os estaréis imaginando, estos aceites macerados no se compran en ninguna tienda. Ambos tenemos que hacerlos nosotros mismos desde cero 🙂

Y es que me encanta animaros a que potingueéis desde cero, porque creo que así conseguimos un preparado de mayor calidad y nosotros lo disfrutamos y lo valoramos mucho más. Para mí estos preparados son como pequeños hijitos que hacemos con muchísimo amor.

Este bálsamo es ideal para llevarlo encima, en el bolso o la mochila, por si nos pica algún insecto, nos ortigamos o nos hacemos un pequeño raspón o heridita.

La receta en vídeo:

La receta:

Ingredientes:

  • 5 g de oleato de corteza de saúco.
  • 2,5 g de oleato de caléndula.
  • 2,5 g de oleato de yemas de chopo.
  • 1,25 g de cera de abejas.
  • 2 gotas de aceite esencial de espliego (Lavandula spica o Lavandula latifolia), es opcional.
  • Unas gotas de vitamina E. Es opcional.

Sobre los ingredientes:

El oleato de corteza de saúco actúa como antinflamatorio, sedante y cicatrizante. Si quieres saber más de él y como se hace, pincha aquí.

El oleato de caléndula tiene acción antiinflamatoria, ayuda a que el tejido cicatrice bien y más deprisa, además tiene una pequeña acción antiséptica.

El oleato de yemas de chopo tiene acción antimicrobiana, además es analgésico y antiinflamatorio. Si quieres saber más sobre él y cómo elaborarlo, pincha aquí. Con este oleato se hace el famoso bálsamo de Gilead.

El aceite esencial de espliego (Lavandula spica o Lavandula latifolia) está en la formulación pensando en posibles picaduras de insectos, pues el espliego es más eficaz que la lavanda (Lavandula angustifolia) en esta cuestión.

La vitamina E está en esta receta sobre todo como conservante, para alargar la vida de nuestro bálsamo.

Elaboración:

  1. Pon a calentar, al baño María, los oleatos junto a la cera de abejas.
  2. Mientras la cera se va derritiendo, remueve con cuidado, mejor con una cucharilla de acero inoxidable bien limpia y seca.
  3. Una vez esté la cera derretida, apaga el fuego y aparta de la fuente de calor el cazo y el bol.
  4. Con cuidado coge el bol y déjalo en la mesa (si quieres pon un trapo debajo para no dañar la encimera). Ahora es el momento de añadirle las gotas de espliego y la vitamina E si así lo deseas, mezcla bien.
  5. Envasa rápidamente en un envase de cristal limpio, esterilizado y seco.
  6. Una vez listo, guárdalo en la alacena o en un lugar que no le de al calor ni la luz ni la humedad.

¿Qué uso tiene y cómo se usa?

Este bálsamo nos servirá tanto para pequeñas heridas, rozaduras, rasguños y para sarpullidos, dermatitis, eccema, ortigaduras, picaduras, incluso algunos tipos de dolores. Otra utilidad más específica es en caso de hemorroides, pero en este caso cambiaría el aceite esencial de espliego por menta y ciprés.

Se usa como cualquier bálsamo o ungüento. Limpiamos con mucho cuidado la zona a tratar con un poco de agua (según el caso) y después aplicamos una cantidad generosa de bálsamo con cuidado. Dejamos que la piel lo absorba poco a poco.

Podemos aplicarnos el bálsamo varias veces al día si es necesario.

Espero que os encante este bálsamo y que lo hagáis con mucho amor 🙂

¡APRENDE CONMIGO!

Si te gustan las plantas medicinales, mi curso de fitoterapia práctica te interesa. Pincha en el siguiente botón para ver más información.

VER CURSO DE FITOTERAPIA

3 comentarios en “Bálsamo sanador de corteza de saúco”

  1. hola Virgi gracias por esta receta, en Moya se llama paraguita , y las flores escuché de Mercedita que un sr en la zona tenía cataratas y se lavaba los ojos con su agua en infusión, y se le desprendieron.

  2. Holaaa me encantan tus vídeos y fotos y t bn la información qué nos das ,yo estoy enferma de Artritis Reumatoide y siempre estoy buscando soluciones para ello pues vivo para la enfermedad , me gustaría saber tratamientos efectivos que me mejore. Muchas gracias por tu saber y generosidad , besos y abrazos 🤗🤗🤗🤗

  3. Josefa Pedrosa Messias

    Hola Virginia. Estupenda receta, estoy deseando hacerla para mi astrosis, pero no encuentro las yemas de chopo. No puedo ir al campo a buscarla. Me gustaría tener alguna receta para las cataratas. Besos y muchos achuchones. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Revista Digital  

para Amantes

de las Plantas